Artículos

Anagrama de la Asociación Española de Factoring
Volver a las noticias

Nueva Ley de Morosidad 'Amenaza y Oportunidad para el Sector'

imagen-noticia

La reforma de la Ley contra la Morosidad intenta adaptar, en materia de pagos, la legislación a los cambios que ha habido en el entorno económico y modificar los usos tan habituales de retrasar los pagos, tanto por parte de la administración como del sector privado. Con esta iniciativa, el legislador pretende corregir lo que la ley de 2.004 no consiguió: mejorar los plazos de cobro de las operaciones comerciales. Lo paradójico es que la propia Administración es la primera en retrasar los pagos muy por encima de la media del sector privado.

Las líneas maestras de la modificación de la ley son las siguientes:

  1. Prohibir el pacto entre las partes en contra de los plazos establecidos.
  2. Los plazos de pago serán, tras el periodo transitorio, de 60 días para el sector privado y de 30 para el público. El periodo transitorio termina el 31 de diciembre de 2012.
  3. El cómputo del plazo comenzará el día de la entrega de los bienes o prestación del servicio.
  4. Se establecen mecanismos para el control e información del cumplimiento de la ley, con registro de facturas en las entidades locales e información por parte de los auditores en las memorias de las entidades privadas.
  5. Se faculta a las asociaciones a personarse en los procedimientos para reclamar los intereses de sus asociados, evitando de tal forma, que los intereses particulares impidan la reclamación.

Desde el sector de factoring se ha asistido al desarrollo de la ley intentando introducir alguna enmienda que favoreciese los intereses de los asociados, si bien ha sido imposible introducir nuestras sugerencias por lo  tremendamente politizado que ha estado todo el procedimiento.

Al menos, durante todo el debate parlamentario hemos asistido a numerosas menciones sobre el factoring y el confirming, lo que no hace sino reafirmar la importancia que han adquirido en los mecanismos de cobros y pagos del sistema español.

En el desarrollo de estos debates y en varios artículos de prensa, por el contrario, hemos visto numerosas críticas inmerecidas a nuestros productos, fruto bajo nuestra perspectiva del desconocimiento. Me refiero concretamente al caso del confirming.

Creo que ha llegado el momento de romper una lanza por este magnífico producto que se ha constituido estos últimos años como uno de los principales métodos de pago y financiación para las Pymes españolas. No en vano más de 1.000.000 empresas se han beneficiado de financiación de circulante por este producto, alcanzando el año 2009 la cifra de 160.000 millones de euros en pagos, cifras que hablan por si solas de la aceptación del producto por parte del tejido empresarial español.

Además, debemos insistir en lo importante que es que este producto impute el riesgo al pagador, motivo por el cual no consume riesgo bancario del proveedor, que normalmente es una pequeña empresa o un autónomo y a precios más que competitivos respecto a otros productos de financiación de circulante existentes en el mercado y de ahí la enorme aceptación de la que estamos hablando.

Hemos llegado a ver en algún artículo como se achacaba al confirming el fracaso de la línea ICO Entidades Locales que el Gobierno puso en marcha en el ejercicio 2009. Efectivamente, la línea fue un rotundo fracaso, pero fue precisamente, bajo nuestro punto de vista, porque el confirming obliga siempre al organismo pagador a establecer una fecha de pago definitiva de las facturas y esto no es muy común en las entidades locales (EELL); más bien les obligaba de una vez por todas a reconocer fecha de pago y dar a sus proveedores una magnífica formula de financiación.

No obstante, dada la nueva Ley de Endeudamiento de EELL que obliga a las mismas a tener su financiación de circulante a “cero” a fin de año, está animando a muchos ayuntamientos a plantearse la utilización del confirming como método de pago y alternativa financiera a sus proveedores. Es paradójico por tanto que un producto tan criticado sea quien solucione la vida a tantas Pymes, es por eso que entendemos que hay bastante desconocimiento sobre el producto.

Asistimos ahora a una tremenda preocupación por el cumplimiento de la ley, por parte, principalmente, del sector privado y esta preocupación se traduce en una mayor necesidad de líneas de financiación de circulante para sustituir la financiación con proveedores por líneas bancarias, en momentos delicados de la persistente crisis, donde no son precisamente las facilidades financieras las que abundan.

No hay duda que la nueva ley va a afectar de forma definitiva a las cifras de inversión y, sin duda, un acortamiento de los plazos de pago se traducirá en un descenso de los resultados de una buena parte del sector.
No obstante, nuestra visión sobre una ley que intenta mejorar los plazos de pago y, por tanto, redunde en beneficio de la economía de las empresas españolas, no puede más que ser bienvenida.

Lo que nos planteamos es ser más eficaces, buscar productos que den solución al incremento de las necesidades de financiación de circulante de nuestros clientes y reforzar aquellos productos ya existentes que pudieran ofrecer soluciones idóneas en las nuevas circunstancias.

 

Carlos Olivares
Vicepresidente Junta Directiva AEF

Newsletter
Reciba las últimas novedades de la asociación y manténgase informado
FORMATO ESTANDAR DE CONFIRMING

La AEF ha creado un fichero estandar de confirming, de uso libre y voluntario, que simplificará la relación de las empresas con las entidades financieras para la gestión de pagos, tanto nacionales como internacionales.

VER FICHERO

VÍDEO 30º ANIVERSARIO AEF

Video sobre experiencias, desarrollo y carácteristicas del Factoring y el Confirming.

VIDEO

166.391
(En millones de euros)

El volumen de cesiones en 2018 alcanzó la cifra de 166.391 mill.€ (+13,90%). Esto supone el 69% del total de financiación de circulante.

La inversión viva al 31-12-2018 era de 35.176 mill.€ (10,22%).

Los créditos gestionados en 2018 representaron el 19,4% del P.I.B. español.

 

Patrocinadores de la última Asamblea